Arte culinario Salud

9 maneras de salvar un plato con exceso de sal

A veces, las personas cargan tantas cosas en la cabeza que hacen la comida apresurada y de repente, olvidan que estaban agregando la sal y exclaman lo siguiente: ¡Me he pasado de sal! y acompañado de malas palabras. Sin embargo, Internet te presenta 9 soluciones para que el desayuno, almuerzo o cena, no quede pasado de sal.

• AGREGA LA SAL DESDE ARRIBA

Si espolvoreas la sal con la mano, hay menos probabilidad de que te excedas en la cantidad. Coloca la mano a unos 25 cm por arriba de la preparación y la sal se repartirá de manera uniforme en el plato.

 

 

 

 

 

 

 

Rebañando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *